Pide personal médico y de enfermería al Senado parlamento abierto sobre objeción de conciencia

  • Médicos y enfermeras exigen ser escuchados antes de que se legisle.
  • La FEMOC pide que se garantice la libertad de conciencia y los derechos del personal médico.

CDMX. 28 de noviembre 2021. Con motivo de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de fecha 21 de septiembre de 2021, en la que se declaró la invalidez general del artículo 10 Bis de la Ley General de Salud, que protegía la objeción de conciencia en los siguientes términos:

Artículo 10 Bis. El Personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Nacional de Salud, podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta Ley.

Cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional.

El ejercicio de la objeción de conciencia no derivará en ningún tipo de discriminación laboral. Se ha ocasionado una gran preocupación y molestia entre los prestadores de los servicios de salud. En particular, en los gremios de médicos, enfermería del país, así como en varias escuelas de medicina y enfermería.

Lo anterior, se puede apreciar en los siguientes comunicados, que circularon ampliamente

a) La Declaración de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, de fecha 13 de septiembre de 2021, en la que se defendió la objeción de conciencia del personal de salud, se exigió el respeto a su autonomía, dignidad personal y profesional, y se enfatizó que el médico es un profesional de la ciencia y conciencia, que no puede ser reducido a un mero instrumento de la voluntad del paciente, ya que al igual que éste, es una persona libre y responsable, con un singular acervo de valores que norman su vida.

b) El Comunicado que suscribieron 30 Federaciones, Asociaciones y Colegios Médicos de México, de fecha 15 de septiembre de 2021, en el que se consideró a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación como desproporcionada y errónea, ya que el Estado omite su responsabilidad de garantizar al médico, como componente esencial de la sociedad, el derecho humano a la protección de su salud mental y emocional, impidiendo el disfrute más alto posible de salud física y sobre todo mental.

c) El Comunicado de la Comisión Nacional de Bioética, órgano asesor de la Secretaría de Salud, de fecha 15 de septiembre de 2021, en el que se pronunció a favor de que se asegure tanto el derecho a la protección de la salud como el respeto a la libertad de convicción del personal de salud, en un marco de no discriminación y apego irrestricto a los derechos humanos.

d) El Comunicado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de fecha 15 de septiembre de 2021, en donde reconoce en el personal sanitario el derecho humano a la libertad de pensamiento, de conciencia y religión, proclamados en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, entendiendo que ningún Estado puede obligar a un ser humano a realizar acciones que sean discordantes con sus juicios de carácter reflexivo.

e) El Comunicado que suscribieron varias Universidades, junto con 30 Colegios Médicos de México, de fecha 11 de octubre de 2021, en donde manifestaron que ven con preocupación las iniciativas presentadas por algunos legisladores que pretenden limitar el derecho a la objeción de conciencia, restringiendo la libertad de decidir, y obstaculizando el libre ejercicio de la profesión a los médicos y personal de enfermería, rebajándolos a un medio y no a un fin en si mismo, así como la honorabilidad de la profesión médica.

En ese sentido, han surgido varios liderazgos estatales y regionales en nuestro país, entre médicos y abogados, que defienden la objeción de conciencia, entendida como el derecho de excusarse de realizar un acto o procedimiento que le sea solicitado, cuando sea contrario a sus convicciones éticas, morales o religiosas.

Al darnos cuenta de que todos estos liderazgos compartimos la misma finalidad, hemos decidido unir esfuerzos para crear un frente común, al que llamamos: FEDERACIÓN MEXICANA DE OBJETORES DE CONCIENCIA (FEMOC).

En tal virtud, invitamos a todas las Federaciones, Colegios y Asociaciones de Médicos y Enfermeras; a las Facultades y Escuelas de medicina y enfermería de nuestro país; y a todos los prestadores de los servicios de salud, tales como los psicólogos, trabajadores sociales, odontólogos, técnicos, etc., que quieran defender su derecho a la objeción de conciencia, a participar activa y desinteresadamente en la FEMOC, cuya página web es la siguiente: www.femoc.mx

Desde la FEMOC, demandamos al Senado de la república y a todos los Congresos locales, que respeten el Derecho de Consulta del personal de salud. Por la simple razón de que somos nosotros los responsables de la prestación de los servicios de salud y los destinatarios directos de la regulación que se haga de la objeción de conciencia.

Por tanto, pedimos que se convoque sin pretextos, dilaciones y simulaciones, a un Parlamento Abierto en el Senado de la República, en el que: Se nos escuche; Se nos otorguen medios de protección eficientes que sirvan para garantizar la libertad de pensamiento y de conciencia consagrada en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, entre otros tratados internacionales debidamente suscritos por nuestro país; y No nada más se nos impongan obligaciones o restricciones a nuestros derechos humanos. Porque también nosotros, los prestadores de los servicios de salud, al igual que los usuarios, somos personas, somos titulares de derechos humanos y merecemos ser tratados como un fin en sí mismo, y no como un mero medio o instrumento de la voluntad del paciente.

De igual manera, hacemos un llamado a todos los integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, para que el próximo martes, 30 de noviembre de 2021, se abstengan de aprobar el dictamen que pretende subordinar y condicionar el ejercicio de la objeción de conciencia de los prestadores de los servicios de salud a la previa aprobación de instancias administrativas, que constituyen una auténtica policía del pensamiento, solamente existentes en los regímenes totalitarios, que pretenden evaluar el comportamiento ético, de conducta y profesional del personal de salud dentro de las instituciones de salud, así como en su vida privada y familiar.

Sobre la FEMOC

La Federación Mexicana de Objetores de Conciencia (FEMOC), es una organización que representa, respalda y agrupa a todo el personal médico del sector salud. Nuestro objetivo es salvaguardar las convicciones éticas y morales de los profesionales, así como garantizar su libertad de pensamiento, creencia y religión como parte fundamental de los derechos humanos que cada individuo tiene en el ámbito profesional. Respaldamos a todo aquel miembro del personal de salud, para que ninguno sufra discriminación laboral por actuar conforme a sus principios y valores.

https://femoc.mx/